Bocarmonie

Contáctenos






Antes de su visita, usted podría tener alguna pregunta. Por esta razón, en este espacio respondemos a las preguntas más frecuentes. Durante su cita, siéntase con la plena confianza de preguntar y de comentar sus inquietudes con su dentista o su higienista dental.

¡Para eso estamos!

Visita al dentista, tratamientos y cuidados de la boca y los dientes en el adulto

  • ¿Por qué debo visitar al dentista periódicamente si no tengo molestias?

    Visitar al dentista regularmente permite prevenir los problemas y detectarlos antes de que sean graves o que empiecen a causar dolor.

    En general, una visita cada seis meses es suficiente.

  • ¿Por qué me sangran las encías?

    Las enfermedades de las encías comienzan cuando la placa se adhiere a la unión entre la encía y el diente. Si la placa no se elimina diariamente con el cepillado y el hilo dental, se endurece hasta formar sarro, lo que facilita la infección bacteriana. La fase inicial de esta enfermedad se llama gingivitis.

    Las encías se enrojecen, aunque es posible que no sienta ningún dolor. Poco a poco, la inflamación se extiende y se empieza a notar la inflamación de las encías.

    A menudo es en esta etapa que las encías sangran al cepillarse los dientes, pero aún sin dolor. Con el tiempo, la inflamación destruye el tejido de las encías y hasta el hueso, por lo que podría llegar a perder uno o más dientes.

  • ¿Cómo puedo saber si me aseo correctamente los dientes con el cepillo y el hilo dental?

    La técnica apropiada para limpiar sus dientes con el cepillo y el hilo dental es tan importante como la frecuencia.

    El cepillo dental: Cepíllese suavemente, siempre de arriba hacia abajo. Ponga atención a la unión entre los dientes y las encías y cepille bien todos los lados de los dientes.

    El hilo dental: Tome un tramo de hilo de unos 45 centímetros y enróllelo en los dedos medios, desenredando una sección limpia cada vez que va a pasarlo por un diente. Deslice el hilo por cada diente formando una C y después frote cada diente dos o tres veces, empezando desde la base. Repita la técnica entre cada diente.

  • ¿Cuál es la diferencia entre el blanqueamiento de dientes a domicilio, con un producto adquirido en la farmacia, y el blanqueamiento con el dentista?

    Los productos que se venden en las tiendas no son todos iguales, por lo que no siempre producen los resultados deseados. Las pastas dentales blanqueadoras tienen muy poca o ninguna efectividad. Los kits que se venden en las tiendas contienen un agente de blanqueamiento muy fuerte que puede causar efectos secundarios. Su modo de empleo puede causar que algún agente químico fluya dentro de la boca.

    Por su parte, el dentista utiliza un agente de blanqueamiento adaptado y recibió formación para controlar los efectos secundarios. Por lo tanto, usted está más protegido. Por otra parte, generalmente los productos del dentista producen mejores resultados.

  • ¿Son comunes las enfermedades de las encías? ¿Cómo se pueden prevenir?

    Sí, ¡son muy comunes! Afectan a 7 de cada 10 personas en un momento u otro de su vida. Por eso es absolutamente necesario prevenirlas y evitar que empeoren. Mantenga sus dientes y encías limpios cepillándose por lo menos dos veces al día. Utilice el hilo dental por lo menos una vez al día y visite a su dentista regularmente para que elimine cualquier indicio de inflamación.

Visita al dentista, tratamientos y cuidados de la boca y los dientes en el niño

  • ¿A partir de qué edad deben consultar los niños un dentista?

    Las visitas al dentista deben comenzar con suficiente antelación para que su hijo comprenda que forman parte de la atención regular que debe dar a su salud. La recomendación general es hacer la primera visita seis meses después de la aparición del primer diente, por lo general alrededor de 1 año. Para los niños menores de 10 años, el cuidado dental es gratuito (reembolsado por la RAMQ), ¡así que no cuesta nada habituarlos desde temprana edad! (http://www.ramq.gouv.qc.ca/fr/citoyens/assurance-maladie/soins/Pages/services-dentaires.aspx)

    Elija a un dentista que tenga experiencia con niños (como en el caso de Bocarmonie) y no olvide que al principio, las visitas al dentista son sólo para familiarizase y hacer de ellas un momento agradable.

  • ¿Por qué debo supervisar o ayudar a mi hijo en su cepillado dental?

    El adulto debe asegurarse que el niño utilice la buena cantidad de pasta dental, que la escupa en lugar de ingerirla y que limpie bien todas las regiones de la boca.

  • ¿Debe mi hijo utilizar una pasta dental con fluoruro?

    Entre 0 y 3 años, depende del nivel de riesgo de caries del niño. Su dentista podrá aconsejarle en la elección de la paste dental apropiada. Sin embargo, si su hijo no presenta ningún riesgo, es preferible cepillarle los dientes sólo con agua.

    En cuanto a los niños de 3 a 6 años, deberían utilizar una cantidad muy pequeña de pasta con fluoruro (del tamaño de un guisante) y deben asegurarse de escupirla.

  • ¿Qué es la fluorosis dental?

    La fluorosis dental cambia la apariencia de los dientes de los niños. Es causada por cantidades muy elevadas de fluoruro ingeridas durante la niñez temprana. La fluorosis altera la apariencia de los dientes provocando pequeñas manchas blancas. En la mayoría de los niños, no se trata de un asunto alarmante.

Si desea obtener más detalles sobre estas respuestas, así como información adicional sobre estas cuestiones y otras, visite el sitio Internet de la Asociación Dental Canadiense: http://www.cda-adc.ca/fr/oral_health/faqs/

Las radiografías dentales

  • ¿Las radiaciones emitidas por las radiografías dentales son peligrosas?

    La decisión de tomar una radiografía se basa en el juicio clínico del dentista tras examinar al paciente. En radiología dental, el dentista debe estar siempre basado en el principio ALARA (As Low As Reasonably Achievable), lo que quiere decir que se debe practicar lo menos posible. Sin embargo, la radiación no es peligrosa. En realidad, no representan más del 3% al 5% de la radiación no natural a la que las personas están expuestas y no son la fuente más importante de radiación artificial.

    Aunque las dosis sean consideradas muy bajas, de todas maneras preferimos limitar al mínimo posible la exposición de los pacientes a las radiaciones. Si desea saber más sobre las radiografías dentales y su radiación, visite el sitio:

    http://www.sylvainchamberland.com/blogue/radiographie-dentaire-mise-au-point-de-lodq/

  • No quiero que a mi hijo le saque una radiografía. ¿Puedo simplemente firmar algún documento para impedirlo?

    No. Las radiografías son necesarias para emitir un diagnóstico preciso de los problemas dentales de su hijo y determinar el buen tratamiento. Las radiografías computarizadas utilizadas en nuestra clínica no ponen a su hijo en peligro de ninguna forma.

  • ¿Cuáles son las ventajas de la radiografía digital utilizada en Bocarmonie?

    La radiografía digital tiene tres ventajas principales:

    Comparada con la radiografía tradicional sobre película, la radiografía digital expone mucho menos al paciente a las radiaciones: menor cantidad, menos tiempo. Los equipos digitales son mucho más sensibles y más eficaces, ya que producen de 70% a 90% menos radiaciones que los aparatos tradicionales.

    Las imágenes se pueden obtener sin tiempo de espera y en un formato más grande, lo que permite acelerar los procedimientos y proporcionar un diagnóstico más preciso.

    Los efectos dañinos en el medio ambiente se reducen también ya que el aparato muestra las radiografías en la pantalla del computador. No se utilizan productos químicos para revelar y fijar las placas, ni plástico para imprimirlas, lo que permite ahorrarse unos 200 litros de desechos tóxicos y cerca de 15 000 pliegos de plomo por clínica cada 5 años. (Fuente: http://www.santedentairecl.com/radiographie-numerique)

  • ¿Cómo puedo conoce la dosis de rayos X que mi hijo recibiría al pasar por esta radiografía?

    La dosis estándar del aparato de rayos X/panograma/TVFC es controlada por el computador. El personal que lo manipula calibra el aparato para cada paciente según su tamaño (estatura y peso) y su edad.

    La ICRP (International Commission on Radiological Protection), una organización que determina las normas que se deben utilizar para proteger al público, recomienda limitar la exposición no profesional a los rayos iónicos a 1.000 pSv por año. La cantidad recibida por su hijo es sólo una fracción de esta dosis.